18 años han pasado de aquel trágico momento que sacudió al mundo, que paralizó a todos los medios de comunicación (radio y televisión principalmente), y a todos los humanos en general. Recuerdo perfectamente, que apenas llegaba de la secundaria, a la empresa de mis papás; pero desde que estaba en la escuela, ya los maestros platicaban de algo impactante que se había suscitado. En memoria al 11/09

Las “Torres Gemelas”, aquellos rascacielos impresionantes que te permitían apreciar una ciudad que nunca se apaga, ver desde sus alturas la Estatua de la Libertad que detalla la Isla de Manhattan, y que mostraban el Central Park como el corazón de esa ciudad. Torres que parecían imposibles de caer, que quizá no había nada ni manera de que se derrumbaran… Pero, pasó. Historias conmovedoras, tristes, milagrosas, nostálgicas, etc; se escuchaban de un suceso que fue tan atroz, que sacudió al mundo. 

Este terrible acontecimiento pasó en un mundo donde no había tantos sitios y  redes sociales, tal como las conocemos ahora, donde a penas el mundo daba sus primeros pasos a su era digital, aún teníamos que esperar a que los corresponsales de cada medio de comunicación dieran información y a los diarios a que mandaran a imprimir sus notas para que al día siguiente las primeras planas nos pusieran al tanto con las noticias. Eso a penas hace 18 años, hoy es inconcebible no usar Twitter para información minuto a minuto, un Live en Facebook para que veas lo que está pasando en este mismo instante, YouTube donde puedes tener especialistas en vivo, sin necesidad de mandar a cadena nacional o suspender el contenido que estabas viendo, hoy un sin fin de blogs, están dando una noticia, en donde tú eliges qué leer y qué no. Hoy puedes saber del mundo en tiempo real, hoy la inteligencia artificial no es un tema para guión de cine, hoy no puedes y no eres capaz de no traer tu celular contigo, pues es tu información, hoy existen plataformas (y son empresas) que solo funcionan si dispones de un móvil e internet, hoy no tienes que esperar un taxi que esté libre, ni mucho menos ir por tu comida; en un click, está en donde la pidas. 

¿Qué rápido no? Tan pronto pasó el tiempo, y sólo han pasado 18 años, qué hubiera pasado si al menos la mitad de lo que usamos ahora, hubiera existido cuando New York lloró, qué hubiera pasado si Uber hubiera existido, y hubiera hecho lo imposible para acercar a las personas a mover escombros, quizá una familia más estaría unida. Qué habría pasado si Twitter hubiese informado, no por los medios, ni reporteros; sino por las personas, quizá los rescatistas hubiesen llegado al punto exacto, pues los usuarios estarían enviando imágenes. Pero como dicen el hubiera no existe, y esas plataformas en ese tiempo tampoco. 

¿Qué pasaba en 2001?

Hoy es tal el contenido digital que consumimos, que se nos olvida que en algún momento esto no existía, o quizá, apenas se estaba preparando. El mundo daba muestras de querer digitalizarce. En 2001, Steve Jobs lanzó el Ipod, un verdadero suceso, que aniquiló empresas, “googléalo” (por cierto ese término tampoco existía ja). Por otro lado, Bill Gates mostraba su Windows Xp. Wikipedia apenas tenía meses de haberse creado, y Nokia era líder del 70% del mercado mundial. La información digital se almacenaba en disquetes de 3 ½”, los discman y los walkman, eran como un Spotify, pero con mucho menos música, y dependientes de pilas alcalinas. Kodak era aún líder del mercado junto con Fuji. Cannon, Sony, Nikon vivían una lucha comercial por la fotografía. Ya sé, ya sé… Hoy sé que usas Instagram y usas tus historias (Bien cool, y así no, o sea sí) -léase en modo fresa- Pero eso en 2001, no pasaba te lo juro, platica con tus papás. Quienes podían comprar cosas ultra “geeks” eran personas que ya trabajaban, y no compraban un Iphone, compraban cámaras digitales. Otros “fresas” compraban cámaras de video y tenías que esperar, a regresar a casa, conectarla a tu computadora (las laps, eran carísimas) vaciar tu cámara, conectarte a Internet (rezar porque tu tía “Conchita” no llamara) y subirlo a la red a algo que no era YouTube (2005) porque no existía.

Es más, mira; Zuckerberg tenía 17 años y fue hasta 2007 donde The Facebook, pasó a ser Facebook y tómala cachetón salió al mercado y todos usamos Facebook. Eso sí, existía MySpace, Hi5 y otras que te arrancan el suspiro. Amazon tenía menos de 5 años de operar y en números rojos.

Todo esto y más ocurrió aquel amargo 11 de Septiembre, quizá esta fecha como desde hace 18 años te sirvan para reflexionar el mundo en el que vives, y si en verdad estamos usando estas herramientas digitales para lo que son, tampoco quiero caer en un discurso trillado, todos hasta yo las usamos como mero entretenimiento, pero ¿Qué hubiera pasado si todo esto que usas de manera digital, hubieran existido? ¿Tú qué hubieras hecho? ¿Solo un #PrayForNY?